Monday, July 8, 2013

Sunrise and sunset







A few weeks ago I decided that, before coming back to Spain for the summer, I wanted to walk up The Crags at dawn to see the sunrise. In my opinion, Edinburgh looks stunning all year round but, if I have to choose a period in the year, May and June are my favourite months. This is when the weather´s supposed to be mild, the days are longer and even though I have problems sleeping because of the light and the lack of proper blinds (one of the things I surprisingly miss the most) it is really a pleasure to be able to walk in the city without feeling cold.

So one of these days I convinced my friend Ana to walk up the mountain with me after a night out and the experience was quite fun. At 3.30am we realised the sky was getting light so we ran up the mountain with our equipment: camera, tripod and a Chinese lantern. The view from the top of the Crags is breathtaking and I thought these pictures would be perfect to end the season before the Summer break. After that early excursion it occurred to me that the sun rises from the sea (Musselburgh) and it could also be very nice to take a couple of shoots during the sunset. So this time Carlos came with me for another photo session and this is the result. Sometimes, when you look at these pictures you can´t tell if it´s sunrise or sunset but all the photos are beautiful. In fact, I didn´t want to touch up any photo on the computer. It´s not necessary at all.

Silvain Chomet, the director of The Illusionist was right when he said that "the sky in Edinburgh is always moving. You step off the train and feel as if the landscape is still rushing past because the skies are always changing. I fell in love with that. You can't find skies like this anywhere else." (extract taken from an interview in The Scotman)


To my beloved dog, who has been with me for the last 18 years. Thanks Tomy!

Hace unas semanas decidí que, antes de volver a España para el verano, quería subir a la montaña de The Crags para ver el amanecer. Creo que Edimburgo es increíble durante todo el año pero, si tengo que elegir un periodo, elegiría los meses de mayo y junio como los mejores del año. En esta época es cuando el clima se supone que es más suave, los días son más largos y, aunque tengo problemas para dormir por la claridad y la falta de persianas (aunque parezca sorprendente, las persianas son una de las cosas que más echo de menos) es un placer caminar por la ciudad sin sentir frío.
Así pues, uno de estos días convencí a mi amiga Ana para que subiera a la montaña conmigo después de salir por la noche y la experiencia fue muy divertida. A las 3:30 nos dimos cuenta de que estaba empezando a clarear  así que corrimos equipados con la cámara, el trípode y una linterna china para lanzar desde lo alto de la montaña. La vista desde la cima es impresionante y pensé que estas fotos serían perfectas para cerrar la temporada antes del verano. Durante nuestra temprana excursión, me di cuenta de que el sol sale por el lado de Musselburgh y que también podría sacar buenas fotos durante el atardecer. Asi que otro día volví con Carlos para hacer una nueva sesión fotográfica y este es el resultado. En ocasiones, es difícil saber qué imágenes corresponden al amanecer y cuales al atardecer, pero todas ellas aparecen tal y como fueron tomadas, sin ningún tipo de retoque ya que son bellas por sí solas. Y es que, Silvain Chomet, el director de El Ilusionista tenía razón cuando afirmó que “El cielo de Edimburgo está en continuo movimiento. Cuando bajas del tren sientes como si el paisaje todavía se moviera porque el cielo cambia constantemente. Me enamoré de esto. No puedes encontrar un cielo así en ninguna otra parte”. (frase tomada de una entrevista en el periódico The Scotsman).

Dedicado a mi querido perro, quien ha estado conmigo los últimos 18 años. Gracias Tomy!

No comments:

Post a Comment